BARCOS EN LA SANGRE

La conquista de tu corazón empezó a fraguarse en las limpias aguas de tus venas muy pronto.

Los navegantes bordeaban las orillas de tu litoral impenetrable, intentando seducir cada grano de arena de tus playas.

A tu puerto llegaban buques y bajeles, goletas y navíos, canoas y barcas, veleros y submarinos.

Todos capitaneados por intrépidos marinos, cada uno con un mensaje distinto en los ojos, cada cual con una brújula diferente en las manos.

Y tú te enamoraste apasionada y locamente, ciega y perdidamente, del marinero más prometedor, el más hermoso y distante.

Elegiste y te entregaste, precisamente, a aquel que con el tiempo se convertiría en pirata de tu vida y corsario de tu alma. Aquel que terminó por saquear el tesoro de tu amor, dejándolo reducido a escasas migajas.

Barcos que se hunden en las fuentes del pueblo.

Delfines atrapados en redes mortales.

Corales muertos en cántaros de barro.

Espuma de olas convertida en lágrimas negras.

Caballitos de mar ahogados en pozos estancos.

Todo por un sueño amoroso.

Todo por un sueño engañoso y equivocado.

 

Eliecer

 

Fotografía: “Barcos en la sangre”. Valle de la novia 38.

Modelo: Lola Pavón González.

Localización: Cuesta Palero. Galaroza. Huelva.